Sunday, 29 April 2012

CHICOS LATINOS DESNUDOS

chico latino casero

latin gay boy





latin gay boy

latin gay boy

hombre tolaca




gay nude latino

2 comments:

  1. Another GREAT post! I LOVE the guy in pics 3, 4, and 5! Muy Caliente! Thanks for posting him!

    ReplyDelete
  2. El chico de la foto 3,4 y 5, me recuerda aún que es latino, a un chico árabe en Tanger con el que tuve relaciones. Era el clásico chaval de los que se insinuan en el bazár y por una transación económica módica, pueden pasar un buen rato contigo. En mi caso lo llevé a la pensión. Que deciros, bajé su cremallera del pantalón para explorar y me encontré con una hermosa verga tiesa como una estaca, se la acaricié un poco y pasé la mano por sus testículos, acabé de bajar sus pantalones y le volví de espaldas a mí para ver su culo, tenia unas nalgas duras y bonitas, parecian dos manzanas pidiendo ser comidas. Le hice arrodillarse para que se tragara mi cipote, cuando estaba a punto de correrme, le avisé pero él siguió hasta hacerme eyacular dentro de su boca. Después le tumbé sobre la cama y abriendo sus piernas me coloqué entre ellas para mordisquear sus muslos, lamer sus huevos y mamar su hermosa verga, pero sin llegar al orgasmo. Después le pedí que nos desnudaramos totalmente. Le hice tumbarse boca abajo y tras untarle el ano y su interior con el gel que llevo siempre conmigo para las ocasiones, entrelacé mis piernas a las suyas, coloqué la punta de mi cipote en su ojete y con una embestida empecé a abrirle cm a cm fui empalando aquel precioso culo hasta el fondo. Él a pesar de algunos gemidos y gestos, aguantó bien la penetración. Le follé fuerte largo tiempo, el haberme corrido con anterioridad en su boca, ayudaba a retrasar mi orgasmo. Mi polla entraba y salia bombeándole con fuerza, hasta que mi lefa empezó a llenarle el túnel, fue un orgasmo fuertisio y largo, le agarré con fuerza de los costados y modí sus hombros para sopoetar tanto placer. A él no le di ocasión de correrse, tenia pensado para él algo especial. Pasada una media hora, le hice tumbarse nuevamente, esta vez boca arriba, me senté encima y empecé a moverme para sentir su polla deslizarse dentro de mí. Ahora sí, aquel ´joven árabe empezó a gemir de placer mientras movia su pelvis y yo pellizcaba sus pezones oscuros, me vencí hacia él para morderle los labios y besarle laboca con la legua dentro luchando con la suya. Sujeté sus manos para estirar sus brazos, no queria que me pajilleara la polla, y empecé a recibir su lefa caliente y abundante. Pero aquello no terminaria así. El chico no tenia prisa ha pesar de haber cumplido en acto pactado y tiempo. Habia encontrado a alguien con quien se sentia verdadera mente agusto y quizá por primera vez, el cliente se habia convertido en algo especial y personal. Durante los 5 días que estuve en Tánger, aquel chico no faltó ni un solo día al anochecer.

    ReplyDelete